Método pilates Barcelona
Carrer de la Indústria, 62 - 08025 Barcelona
info@metodo-pilates.barcelona - 93-853-89-15 - 603.30.62.26

Artículos

5 beneficios de entrenar el CORE

5 beneficios de entrenar el CORE

El entrenamiento del core se basa en el fortalecimiento de los músculos de pelvis, espalda baja, caderas y abdomen. Entonces, ¿a      qué nos referimos cuando decirnos core? El core es el núcleo de nuestro cuerpo; es el conjunto de estructuras musculares y osteoarticulares que protegen los órganos. Y, ¿cuáles son esos músculos? El core lo conforman el transverso abdominal, el oblicuo abdominal interno y externo, el cuadrado lumbar, el diafragma, los aductores y los flexores de la cadera, el suelo pélvico y los espinales.

Entrenar el core implica desarrollar los músculos de mayor actividad corporal, por eso no resulta nada fácil. Sin embargo, sus beneficios son muchos:

1. Mejora el equilibrio. El core es el centro de gravedad donde se inician todos nuestros movimientos. Nuestro núcleo corporal ayuda a la columna y pelvis a estabilizarse, por lo que nuestro cuerpo responderá mejor antes situaciones de desiquilibrio y pisadas irregulares.

2. Evita lesiones y disminuye el dolor de espalda. Si nuestro core está fuerte y estable, mejorará el equilibrio muscular, la estabilidad, la estática corporal y formará una especie de contención a los impactos de manera más eficaz. En consecuencia, los efectos sobre nuestros huesos y articulaciones disminuirán evitando, a su vez, el riesgo de que se produzca una lesión.

3. Mejora la respiración. Al ejercitar el core conseguimos expulsar toxinas a través de todo el aire de los pulmones, evitando que se quede en ellos aire pobre y dejando más espacio para mayor cantidad de aire limpio.  Esta práctica nos ayudará a tener mejor resistencia y disminuir la fatiga.

4. Mejora la postura. El core controla que tu postura sea adecuada tanto en reposo como en movimiento. Una postura correcta, además, tiene consecuencia directa en la respiración. Consigue que la apertura de las vías respiratorias sea óptima y reduce la posible hiperpresión que la cavidad abdominal pueda ejercer sobre el cuerpo.

5. Fortalece el suelo pélvico. Como hemos mencionado, los músculos del suelo pélvico son parte del core y, además, trabajan de manera coordinada con él. Al trabajar el músculo transverso del abdomen también se trabaja el suelo pélvico, mejorando la coordinación entre ambos. Un core entrenado tiene, además, efectos beneficiosos sobre las posibles disfunciones del suelo pélvico.

¿Te gustaría empezar a entrenar tu core? Es recomendable que acudas a profesionales para que te asesoren de manera correcta y puedas ir notando, poco a poco, los beneficios que hemos enumerado.